Manu Sánchez: “el público se va a casa reído, pero pensado también”

Vuelve Manu Sánchez a los escenarios de Granada, esta vez a Guadix (el viernes 4) y a Motril (el sábado 5), para despedirse de la gira andaluza de su obra, ya que ahora emprende su gira nacional, que le llevará a lugares como Barcelona. Esta obra comenzó su andadura hace dos años y pasó por Granada pero los que ya la hayan visto se sorprenderán con las nuevas propuestas que trae este montaje. Y los que no, tendrán la oportunidad de asistir a un Manu Sánchez diferente.

¿Qué podemos encontrar en El Rey Solo. Mi Reino por un Puchero?

La gente se va a encontrar una fórmula nueva. Llevábamos 12 años llenando teatros con “Manu Sánchez” en formato Stand-up Comedy americano, y nos apetecía mucho dar un pasito y empezar a hacer teatro. Por primera vez me enfrento al público en la piel de un personaje que no soy yo. La obra la dirige Julio Fraga y hay escenografía, diseño de luces, dramaturgia… Van a asistir a esta etapa más madura de Manu Sánchez, en la que me dirijo al público desde un personaje y una obra de teatro.

¿Cómo responde el público, acostumbrado a conocer tu faceta más televisiva?

Este proyecto nos ha regalado la oportunidad de acceder a teatros de primera línea. Así que viene gente que se espera el monólogo y se encuentra el teatro, y hay gente que viene esperando teatro y se encuentra a Manu Sánchez. Ese miedo lo teníamos desde el principio, pero rápidamente se convirtió en la sensación de haber acertado, no sé si queriendo o sin querer, pero noto en el público la misma sensación que yo tuve al principio, la obra se disfruta mucho más por esos elementos escénicos que la acompañan. La experiencia está siendo tan buena que yo de “esto” ya no me bajo.

¿Qué queríais contar cuando iniciasteis el proyecto?

Mucha gente nos pregunta si la obra tiene que ver con el rey Felipe, y la verdad es que cuando estrenamos la obra hace dos años, todavía estaba el rey Juan Carlos y no había abdicado, o sea que en mí abdicaron primero.

reysolotronoLa dramaturgia es fácil de explicar: La obra empieza con un príncipe sobre el que acaban de abdicar y que tiene que dar un discurso de coronación, y durante el espectáculo, el personaje va decidiendo qué va a decir, qué modelo de país quiere, y se va dando cuenta de dos cosas, que lo suyo es una historia real por lo que toca a la realeza y también una historia real por lo que toca a la realidad, porque ahora que es un rey ya no puede vivir en palacio con papá y con mamá, y se encuentra recién coronado y recién emancipado, entonces le llega la soledad del poder que es una cosa muy grandilocuente y la soledad del día a día que al final es lo que te acaba haciendo dar tu reino por un puchero.

Para saber el final, ya se tendrán que acercar a Guadix o Motril para ver cómo es ese discurso, cómo es su día a día, cuales son sus referencias en otras casas reales, incluida la española.

¿Por qué este título donde el puchero juega un papel tan simbólico?

Nos parecía un título muy apropiado, muy teatral. Además tenía esa referencia shakespiriana con “Mi reino por un caballo”, que nos permitía cambiar por “el puchero”. El puchero representa esta cosa que sentimos los emancipados, que es que nos liberamos de papá y mamá, pero al final te acabas dando cuenta que la familia es la familia y que la “mama es la mama”, y eso que parecía tan liberador al principio, al final lo acaba echando uno de menos.

Esta obra es también un homenaje claro a las madres. Por eso viene toda la familia. La madre se ríe porque se ve reflejada en esa madre que yo idealizo, aunque con tirón de orejas, y cuento como la mía. Y el hijo reconoce a su madre, porque es un bonito homenaje a la figura de la madre desde el punto de vista del hijo.

reysolocoronacionEn esta obra la música tiene mucha importancia. Versionas canciones muy conocidas cambiando las letras. Cantas mucho y muy bien, por cierto.

Como mi objetivo es hacer reír, si no canto bien por lo menos se ríen. Nos atrevimos a hacerlo porque nos parecía que completaba el espectáculo y que la gente lo agradecía también. Separaba muy bien el espectáculo.

El público percibe que ha cambiado de acto cuando termina la canción. Las canciones nos parecían una forma muy divertida y efectiva de hacer más llevaderos los momentos en los que pedimos al público que desconecte y se ría. De este modo se van a casa “reídos”, pero pensados también.

Creo que ahí puede estar el secreto del espectáculo. El equilibrio entre esas risas y la reflexión final.

Decía una gran filósofa, a la que no le han dado todavía su sitio los academicistas, Mary Poppins, que con un poco de azúcar esa píldora que os dan entrará mucho mejor. En “16 escalones” que es la productora desde la que hincamos el diente a todos estos proyectos, nos gusta pensar que Mary Poppins es nuestro referente, y nuestro azúcar es el humor. Y, al final, con mucho humor, podemos contar, podemos pensar y podemos poner nuestro análisis encima de la mesa. Y creo que en “El Rey Solo” encaja muy bien, porque se hace repaso a la historia y hay muchos datos, hay mucha crítica a nuestros poderosos, a nuestros dirigentes, dándoles un repasito, desde una visión divertida pero metiendo el dedo en la llaga.

Marcos Julián

Manu Sanchez El Rey Solo Motril

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s