Juan Habichuela hace vibrar al público

Por motivo del quinto aniversario de la declaración del flamenco como Patrimonio Inmaterial de la Humanidad, el lunes 16 de noviembre hubo un recital de Juan Habichuela Nieto.

Realizó un discurso la diputada de Cultura y Memoria Histórica y Democrática, Fátima Gómez, en el que habló sobre la apuesta de la Diputación de Granada por el flamenco, porque forma parte de la cultura andaluza. También quiso agradecer el trabajo de muchos profesionales de la cultura y del flamenco que hicieron lo imposible por lograr el reconocimiento que cada 16 de noviembre celebramos.

Después de este parlamento apareció en escena Juan Habichuela Nieto con su guitarra. Como alicantina que soy, no sabía que esperaba, no tengo ninguna noción sobre flamenco ni me había interesado porque es algo que no se escucha en la Comunidad Valenciana. Empezó el recital, Juan acariciaba su guitarra con arte y gracia y un sentimiento que le salía del corazón.

Flamenco Patrimonio Hunamidad 2015Interpretó cinco piezas cada cual más bonita. Hubo una de ellas (ahora mismo no recuerdo el nombre) que tenía un toque melancólico, una pieza lenta y algo triste. Hasta ahí todo perfecto, me gustó bastante como tocaba, pero se unió al concierto un cajón en la cuarta pieza y ahí mi corazón se desbocó.

No es normal escuchar en Alicante un “ole quillo” o algo por el estilo. Allí escuchamos en silencio y al finalizar aplaudimos. Pero con El Habichuela nadie podía estar callado. Las primeras palabras de alabo que escuché hicieron que una sonrisa apareciera en mi rostro, porque me emocionaba que la gente reconociera con tanto ahínco el arte que se paseaba por el escenario.

Cuando el cajón empezó a sonar junto con la guitarra de este maravilloso artista descubrí que el flamenco podía llegar a formar parte de mi biblioteca musical. Juan Habichuela se dejó llevar por el ritmo y la combinación que salió de tanto sentimiento, hizo que mis ojos se humedecieran de emoción. No puedo explicar qué sentí exactamente, pero mi cuerpo empezó a sentir escalofríos y fue imposible no empezar a mover los pies al ritmo de la música.

En ese momento, el propio guitarrista anunció que iba a terminar el recital a ritmo de bulería. Mil veces había escuchado esa palabra, pero nunca lo que significaba musicalmente. Las palmas empezaron a sonar junto al cajón y la guitarra, y todo el público empezó a seguir el ritmo a su manera. Me paré un segundo a observar y vi movimientos de cabeza, palmas arrítmicas pero con sentimiento, pies marcando el tempo y, para mi sorpresa, yo llevaba el ritmo con las manos.

T151116 Juan Habichuelaodo el tiempo que duró la última pieza Juan Habichuela (que había estado muy moderado durante toda su actuación) comenzó a moverse, a animar a sus compañeros. Su cuerpo se retorcía en movimientos que demostraban que estaba disfrutando y quería que el público también disfrutara. Había momentos que no era capaz de ver sus dedos por la velocidad con la que los deslizaba por las cuerdas de su guitarra española. Otra vez me invadieron las lágrimas porque sentí que aquello era arte, ese arte andaluz del que todo el mundo habla. Para mí, ese arte era una forma de vida y vi en todas las caras de los andaluces que aquel momento había sido el clímax de todo el recital.
Nadie estaba quieto porque toda persona sentía que su cuerpo se movía sin intención, simplemente por un sentimiento. Yo entendí que para el artista la guitarra no era sólo su instrumento, sino que era una extensión de su propio cuerpo y así terminó la actuación, con todo el mundo de pie y aplaudiendo con una intensidad desmesurada.

Aquel recital me produjo unos sentimientos que no sabía que podía sentir a través de la música. No sé si el andaluz está anidando en mi corazón desde que resido en Granada, pero lo que sí puedo afirmar con toda seguridad es que no será el último recital que vea y lo disfrutaré como si fuera mi último día de vida, porque el flamenco es arte, es vida, es sentimiento, es pasión y, sobre todo, es un latido de un mismo corazón que componen todos los que se sienten andaluces.

Ana Sempere

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s