Si tienes dos o cuatro patas ¡Ven con nosotros!

El domingo 10 de enero, un grupo de personas quedamos para hacer una ruta por el Albaicín. organizada por Balea Travel & Events. Esta actividad no tenía nada en especial si no fuera porque todos teníamos algo en común, llevábamos a nuestros perros. Se trataba de una obra benéfica para ayudar a dos asociaciones de animales: Otra Oportunidad, y  Animales sin Suerte . El punto de partida, la Real Chancillería de Granada.

Los perros que nos acompañaban eran Bobby, Chispa, Will, Llao, Maffi, Leo, Nika y Lya. Éramos 13 personas contando con Eva, la guía que Balea Travel & Events había elegido para nuestra ruta. En la subida al Albaicín, hacíamos paradas y Eva nos contaba leyendas y datos interesantes de aquel maravilloso barrio. Empezamos por el lado más moderno para terminar por el más antiguo.

Las mascotas tuvieron un comportamiento ejemplar y cada uno de los “papis y mamis” nos interesábamos tanto por nuestros perros como por los de los demás. Todas las personas teníamos algo en común: nuestro amor por los animales. Eso fue lo que nos unió en ese día tan especial.

Yo, una alicantina, nunca había visto el barrio del Albaicín y poder hacerlo con mis perros fue algo que me hizo una ilusión increíble.

Ese barrio es una preciosidad y cada una de sus calles tiene alguna leyenda que hace que sea aún más maravilloso pasear por allí. En el Mirador de San Nicolás, las vistas a la Alhambra eran tan bonitas que parecían un cuadro perfecto del mejor pintor de la historia.

Antes de acabar nuestro recorrido, paramos en un parque donde los perros pudieron disfrutar de un rato sin correa en el cual se conocieron mejor y corretearon saludando a todos los presentes.

DSC_0049Era tan bonito verlos a todos juntos que no pude dejar de sonreír durante toda la ruta. Mucha gente nos paraba y nos preguntaba si era casualidad o si había sido planeado. Nuestra contestación siempre era la misma: una ruta al Albaicín con mascotas. La gente lo aplaudía por lo novedoso. Nosotros estábamos felices y nuestros amigos caninos también, eso era lo único que importaba, que los pequeños estuvieran pasándolo en grande como lo pasamos nosotros. Sólo os diré que mis tres pequeñines se pasaron toda la tarde durmiendo porque a pesar de que estuviera programada para 2 horas, estábamos tan agusto que la visita se alargó otra más.

Es muy gratificante saber que cada día, los animales forman parte de nuestra vida y ellos sólo nos piden cariño a cambio de ser nuestros fieles amigos que nunca van a dejarnos de lado.

Así que os aconsejo que os unáis a las otras excursiones que se hagan, y habrá más de una. ¡Es una experiencia inolvidable!

Ana Sempere.

DSC_0080

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s